HRW José Migue Vivanco, El Nacional
El director de Human Rights Watch para las Américas (HRW), José Miguel Vivanco. Foto: EFE

La organización Human Rights Watch (HRW) señaló este lunes 30 de agosto que el eje central de las negociaciones entre el gobierno venezolano y la oposición debe ser la emergencia humanitaria y los derechos humanos.

«Venezuela atraviesa una emergencia humanitaria y de derechos humanos devastadora que debería ser el eje central de cualquier negociación política que se lleve a cabo”, expresó el director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, en un comunicado.

Hasta ahora, según lo acordado en un memorando suscrito el 13 de agosto por las partes, la agenda incluye contemplar derechos políticos para todos, garantías electorales y un cronograma para elecciones observables, levantamiento de las sanciones, respeto al Estado de derecho, así como la renuncia a la violencia.

También abarca la reparación de las víctimas de la violencia, protección de la economía nacional y medidas de protección social al pueblo venezolano, garantías de implementación, seguimiento y verificación.

La primera ronda de negociaciones duró tres días y las partes acordaron proseguir con las conversaciones del 3 al 6 de septiembre.

Vivanco indicó que para que una negociación como la venezolana tenga éxito debe conducir a resultados tangibles.

«Unos resultados que permitan restablecer el Estado de derecho y el ejercicio de derechos fundamentales en Venezuela, lo cual incluye terminar con la censura y la represión, liberar a presos políticos y garantizar que ingrese ayuda humanitaria apolítica al país», agregó el activista.

Reiteró que para la implementación de un eventual acuerdo se debe contar con un acompañamiento internacional riguroso.

HRW denunció que las autoridades venezolanas «hostigan y persiguen penalmente a periodistas independientes y organizaciones de la sociedad civil que trabajan para responder a la emergencia humanitaria y de derechos humanos que atraviesa el país».


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!