Hernán Alemán

El diputado Hernán Alemán, parlamentario de Acción Democrática, aseguró a la periodista Anaisa Rodríguez que manos oscuras apartaron al general Clíver Alcalá de la operación que se preparaba contra Nicolás Maduro, luego conocida como Operación Gedeón. Reiteró que estuvo en los preparativos de esa operación hasta que Clíver Alcalá fue extraditado a los Estados Unidos.

En contacto telefónico con Noticiero Digital, Alemán aseguró que la operación nunca recibió financiamiento de Juan José Rendón y que fue el general Alcalá junto a él los que buscaron financiamiento para sostener los campamentos.

Alemán, en el exilio, considera que manos oscuras sacaron a Cliver Alcalá y a Jordan Goudreau de la operación y que infiltraron al capitán Antonio Sequea con el fin de acabar con la operación y con la vida de sus integrantes.

Alemán reconoce a Juan Guaidó como presidente de Venezuela pero cree que la única manera de sacar a Nicolás Maduro es por la fuerza, como hizo Simón Bolívar para liberar a cinco naciones.

La entrevista con Alemán

–¿Quién financió la operación entre el 8 de noviembre, fecha en que J. J. Rendón dice que suspendió el contrato con Goudreau y la fecha en que extraditaron a Alcalá?

–Nosotros nunca vimos ni hablamos con J. J. Rendón. No lo conocemos. Nunca nos dio ni medio. Si esta operación tuviera nombre sería Operación Mendicidad, porque fuimos nosotros mismos quienes buscamos de corazón y pedimos recursos para mantenerla. J. J. Rendón se reunió con Goudreau, pero yo siempre estuve con Alcalá Cordones. Fuimos nosotros dos, junto a los militares que desertaron y apoyaron a Guaidó en febrero cuando el ingreso de la ayuda humanitaria; militares que estuvieron el 30 de abril y en otros hechos, quienes iniciamos y llevamos a cabo esta operación. Desde el 13 de mayo hasta el 31 de diciembre de 2019 nos financiamos nosotros mismos. Nadie nos financió.

–¿Cuántos hombres había en esos campamentos, con cuántos hombres contaba la operación?

–Llegamos a tener hasta cuatro campamentos y 150 militares. No pudimos tener más por falta de recursos económicos. Todos eran venezolanos. Si nosotros hubiéramos tenido los recursos no hubieran sido campamentos sino cuarteles.

–¿Sigue creyendo que Maduro sale a la fuerza?

–Para salir del régimen creo que hay una sola vía. Simón Bolívar cuando liberó cinco naciones no usó la diplomacia. Porque cuando los pueblos están tomados por la delincuencia, porque el Estado no garantiza seguridad sino que es quien propicia la delincuencia y el narcotráfico, existe un pueblo indefenso, no hay otra vía para acabar con esto que la fuerza. Maduro no quiere salir ni por las buenas ni por las malas, sino a lo arrecho.

–¿Sabía Acción Democrática que usted estaba participando en esta operación? ¿Cuál ha sido la posición de AD hacia su persona luego de que asumió que formó parte de estos actos?

–Ellos no tenían conocimiento. Yo soy un militante y entiendo que estoy sometido a unas condiciones disciplinarias, pero mi acción obedece a un planteamiento más de la necesidad que tiene el pueblo. Hay una declaración de todos los partidos donde se desmarcan de esto, pero yo estuve en esa operación y estaré en todas las que sean necesarias para lograr la libertad del país.

–¿Qué le diría a quienes consideran que estos son actos terroristas?

–Le diría que si ellos piensan que es una acción terrorista, es su opinión. Pienso que los que hablan tanto y no hacen nada son unos cobardes porque el pueblo se está muriendo de hambre y no podemos estar indolentes ante el sacrificio y el sufrimiento del pueblo venezolano. El país necesita, verdaderamente, parir sus libertadores como lo dijo Rómulo Betancourt. En este momento, Venezuela necesita parir a los hombres que defiendan y que crean en la libertad. El problema es que hay una serie de convivientes que se sienten satisfechos con el régimen, pero preguntémosle al pueblo. ¿Es aceptable como a ese pobre muchacho Chirinos lo mataron? ¿Cómo este gobierno expone al pueblo al miedo? ¿Cómo si es un país petrolero tiene a la gente sufriendo para buscar gasolina? ¿Siguen pensando que el diálogo acabará con esto? La historia nos dará la razón para demostrar que nada de eso sirve y a los que promueven eso los critico fuertemente, no tengo dudas de que el pueblo piensa lo mismo.

–¿Qué cree usted qué pasó realmente?

–Lo primero que estoy por averiguar y que es la primera preocupación que yo tengo es quiénes serían los delincuentes, los pusilánimes que abortaron esta acción. Quiénes precipitaron que detuvieran al general Alcalá, para sacar del juego al que conducía el movimiento junto con Goudreau. Pero lo que yo voy a averiguar así me cueste la vida es quién sacó al general Alcalá Cordones de todo esto. Los dos líderes, los hombres formados y diestros para la acción los desbancaron. Goudreau no participó en la acción porque estaba fuera en los Estados Unidos. No pudo participar en la acción conjuntamente con el general Alcalá. Quien dirigió la acción fue un capitán de la GNB, Antonio Sequea, que cualquiera sabe cuál es la formación que tiene. ¿En esta operación un capitán iba a someter a un general? No es posible. Esto tiene que hacerlo alguien con coraje para dar órdenes desde el punto de vista militar.

–¿Por qué cree que el capitán Sequea y no el capitán Robert Colina, alias Pantera, el que tomó el control de la operación?

–Sequea es el infiltrado. No lo digo solo yo. Lo dicen los muchachos que quedaron en las embarcaciones y quedaron sueltos. Nos llamaron  y nos dijeron: nos vendieron. Era Sequea quien iba capitaneando la acción, Sequea llegó producto de una situación que nosotros tuvimos, el problema económico, porque nadie nunca nos ayudó. Si los recursos hubiesen llegado, Sequea no hubiera estado allí. Cuando sale Alcalá, Sequea cambió los militares, ingresó otros y prácticamente asumió el control de eso, porque Goudreau estaba en los Estados Unidos. Yo nunca he tratado ni espero tratar con Sequea.

–¿Por qué no fue Pantera el que lideró la operación?

–Porque Sequea era el que había asumido la responsabilidad producto de que tenía los recursos para atender al contingente. Asumió eso y sencillamente el capitán Pantera era alguien que cumplía instrucciones y fue quien resultó sacrificado y asesinado.

–¿Por qué usted se retiró? ¿Desconfiaba de Goudreau?

–Porque soy un político. Mi relación es fundamentalmente política y era con Alcalá. Cuando él se entregó yo quedé en el limbo. No tenía nada qué hacer. Me fui a otro sitio, esperando su llamada y al otro día me dijo que habían encontrado armas y luego llegó lo del cartel de los 15 millones. Todo fue algo muy turbio. Hay muchas manos oscuras en esto.

– ¿Qué cree usted que es lo más grave de todo esto?

– Que esto tendrá que revisarse. Porque esas manos oscuras que aparecen intencionadas para que el general Alcalá y un grupo de valientes lográramos rescatar el hilo constitucional, sabotearon todo esto. Creo que son tan criminales como los criminales del régimen. Los que asesinaron a Pantera y estos que actuaron para sacar al general Alcalá son tan criminales como el régimen.

– ¿Qué le diría a quienes piden a Estados Unidos que Guaidó sea sacado del juego?

– Yo en este momento sigo pensando que el único juego es la libertad y hay un presidente interino reconocido por el mundo, por la Asamblea Nacional y creo que cualquier acción contraria a eso no tiene sentido. Yo no comulgo con Guaidó en absoluto, pero no le haré el juego al régimen. Reconozco que Guaidó es el presidente.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo