“Responsabilizamos a Nicolás Maduro si surge un brote de coronavirus en Ramo Verde”, manifestó este martes Ana María Da Costa, hermana del preso político Vasco Da Costa.

Denunció que el lunes, alrededor de las 9:00 pm, funcionarios de la Dirección de Contrainteligencia Militar ingresaron a la cárcel militar de Ramo Verde, violando los protocolos de prevención del covid-19.

“¿Cómo es posible que no nos dejen visitar a nuestros familiares y entra una comisión de la Dgcim, en plena cuarentena, sin guantes ni tapabocas, a torturar y maltratar a los presos?”, expresó en conversación con El Nacional.

Da Costa indicó que los funcionarios ingresaron sin orden de allanamiento y con la excusa de “buscar celulares”. En el recinto penitenciario golpearon a los detenidos y les robaron sus pertenencias de valor, comida y artículos de primera necesidad.

Recordó que debido a la cuarentena, implementada desde el 13 de marzo por Nicolás Maduro, a los familiares se les ha hecho casi que imposible llevarles comida y medicamentos a los presos políticos.

“Ahora están sin comida, sin medicinas, sin sus cosas personales y golpeados. Además, los torturadores no tenían ninguna protección contra el coronavirus”, precisó.

Afirmó que está situación se presentó ante la mirada indiferente del director del penal, el coronel Argenis José Martínez Sánchez, y de los custodios.

“Esto no puede continuar pasando, organismos de seguridad del Estado no pueden entrar a una cárcel militar, a robar y golpear a ningún privado de libertad”, señaló.

Cómplices

Da Costa denunció también al presidente de la Corte Marcial, mayor general Edgar Rojas Borges; al general Iván Hernández Dala y al general Rafael Blanco Marrero, director y subdirector de la Dgcim. La denuncia es por complicidad en las violaciones de derechos humanos a los privados de libertad.

La activista de derechos humanos recordó que Ramo Verde tiene medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que hasta ahora no han sido respetadas.

Ante esta situación exigió una investigación de esta nueva vulneración para determinar responsabilidades. Además, solicitó se permitiera el ingreso a los familiares para constatar el estado de salud de los presos políticos.

Exhortó al régimen a otorgar medidas humanitarias para los detenidos frente al riesgo que corren de ser contagiados con coronavirus.

“¡Basta de atropellos, basta de callar! Son seres humanos, son venezolanos y son inocentes”, enfatizó.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo