Gustavo Tarre, embajador de Venezuela ante la OEA
Foto: Archivo

El embajador designado por la Asamblea Nacional ante la OEA, Gustavo Tarre Briceño, aseguró que el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca no significa una intervención militar, pero «puede ser la puerta para una intervención».

En respuesta a los países que se oponen a la aprobación del TIAR, Tarre indicó que la resolución presentada «no corresponde a ninguna solicitud por parte de la Presidencia encargada venezolana».

El funcionario recordó durante su intervención que fue «una política de la AN y del presidente Juan Guaidó el regreso de Venezuela al Sistema Interamericano».

«Hemos dejado sin efecto la absurda e inexplicable decisión de retirar a nuestro país de la OEA», añadió.

Los doce países que apoyaron el TIAR son Argentina, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Haití, Honduras, así como Paraguay, República Dominicana y Venezuela, esta última representada por los delegados venezolanos del presidente Juan Guaidó.