Foto: archivo

Alejandro Grisanti, director de la junta administradora ad hoc de Petróleos de Venezuela nombrado por la Asamblea Nacional, dijo este jueves que el gobierno interino de Juan Guaidó todavía tiene recursos legales y políticos para proteger a Citgo, filial de la petrolera venezolana en Estados Unidos.

“Esto es un proceso que no ha terminado. Esto no es una sentencia firme. Hay muchísimos recursos legales y políticos que se pueden tomar para evitar la pérdida de Citgo, el principal activo de los venezolanos en el exterior”, dijo en una entrevista ofrecida a TV Venezuela.

Grisanti explicó que podrían realizar apelaciones ante distintos circuitos para argumentar que Pdvsa, Citgo y Venezuela están respetando las instituciones tras la designación de la nueva junta administradora por parte del Parlamento venezolano.

El economista resaltó que la sentencia de la Corte de Apelaciones, aunque fue un revés para Venezuela, deja claro que hace falta una licencia por parte del gobierno de Donald Trump para que Crystallex ejecute el embargo de Citgo.

Dijo que Venezuela está en un proceso de sanciones que prohíbe cualquier relación, tanto con Pdvsa como con sus otras empresas. Por lo tanto, la Oficina de Control de Bienes Extranjeros y la Secretaría del Tesoro de Estados Unidos deben aprobar cualquier tipo de transacción.

“El gobierno americano tiene que darle todavía una licencia a Crystallex para que pueda ejecutar esta sentencia, cosa que nosotros esperamos y estamos pidiéndole al gobierno americano que no sea así. Las probabilidades de que le nieguen la licencia son bastante altas”, manifestó.

Grisanti recordó que el juicio es consecuencia de una nacionalización pésimamente manejada por el Estado venezolano desde el 2008, cuando Hugo Chávez gobernaba, y que la sentencia que autoriza a Crystallex a embargar Citgo se produjo en agosto de 2018, estando Nicolás Maduro estaba en funciones.