Policía de Sucre
Foto Twitter Antonieta La Rocca @NenaLaRocca

Vendedores informales en Petare, estado Miranda, denunciaron el miércoles 19 de agosto que fueron agredidos por funcionarios de la Policía de Sucre por presuntamente violar el horario de trabajo de 6:00 am a 10:00 am, establecido durante la cuarentena radical.

Los buhoneros indicaron que los funcionarios los golpearon y les decomisaron la mercancía, informó la periodista Antonieta La Rocca.

Una joven de nombre Daniela resultó herida durante el ataque. Aseguró que los policías se llevaron su mercancía.

“A mí me golpeó Oviedo, un policía de apellido Oviedo”, indicó a VPI TV antes de ser trasladada a un centro asistencial, donde los médicos le diagnosticaron una fractura en la mano.

Otros vendedores informales señalaron que también resultaron lesionados tras el enfrentamiento con los oficiales de la Policía de Sucre.

En una serie de videos publicados en Twitter por la periodista se observa a un joven en el suelo mientras uno de los funcionarios coloca su pierna sobre su cuello. Además, se muestra cómo los oficiales intentaban llevarse la mercancía en medio de empujones y golpes.

Los comerciantes informales aseguraron que la mayoría estaba recogiendo la mercancía cuando llegó la policía, pero igualmente fueron agredidos.

Afirmaron que no es la primara vez que ocurre una situación similar, ya que con frecuencia los montan en “perreras”, los agreden y les quitan la mercancía. Algunos son llevados al Centro de Coordinación Policial del Municipio Sucre para recibir charlas de prevención sobre el coronavirus.

Los vendedores informales explicaron que para ellos es muy difícil mantenerse en casa porque viven de lo que logran vender día a día. Afirmaron que aunque temen contagiarse de covid-19, deben salir a las calles para mantener a sus familias.

«Queremos que el gobierno busque una solución porque somos padres y madres que estamos en la calle buscando día a día para comer y somos víctimas de maltratos tanto de la Policía como de la Guardia Nacional. Nos quitan la mercancía y la regalan», denunció la trabajadora informal Gladys Rangel.

Agregó que hace unos días se partió un brazo mientras corría de la Policía. «Yo no soy ladrona, ninguno de los que trabajamos aquí somos ladrones», expresó.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo