Ataques contra defensores de derechos humanos aumentaron un 32% en 2023 víctimas transición

La Alianza de Familiares de Víctimas en Venezuela (Alfavic) señaló este viernes que ante un posible pacto o negociación para una transición pacífica con el gobierno de Nicolás Maduro  las víctimas deben ser consultadas, pues se debe garantizar que sus casos obtengan justicia.

A través de un comunicado, Alfavic pidió que las víctimas de violaciones de derechos humanos sean tomadas en cuenta, consultadas, consideradas en cualquier escenarios de transición, justicia y garantías de derechos.

Los familiares de las víctimas de violaciones de derechos humanos ocurridas en Venezuela advirtieron que «la justicia no es negociable y los crímenes de lesa humanidad no prescriben ni son objeto de amnistía».

«Todo proceso de paz debe pasar por un proceso de justicia, para que exista sustentabilidad, reconcialiación y garantías de no repetición en el país. No se puede hablar de paz con impunidad y la justicia no es venganza», indicaron.

Alertaron que «no se pueden minimizar las graves violaciones contra los derechos humanos, así como los crímenes cometidos por el Estado en su ataque sistemático contra la población civil».

Alfavic también sostuvo que «no se pueden desconocer las torturas, las detenciones arbitrarias, las desapariciones forzadas, la represión y los asesinatos a los venezolanos por parte de las personas que no solo utilizaron el uso de excesivo de la fuerza, sino también planes preconcebidos del Estado para acallar a la disidencia».

«Las víctimas sobrevivientes no han recibido respuesta de los operadores de la administración de justicia y menos aún una reparación integral; que los autores materiales de los crímenes así como los más altos responsables ya sean civiles o militares continúan actuando impunemente sin que nadie exija sus responsabilidades y que no existe por parte del Estado la intención de acabar con esta situación», concluyó.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!