Un jueves de expectativas vivieron los familiares de los presos políticos de El Helicoide  ante la posibilidad de llevarse a cabo la excarcelación de un grupo de detenidos.

«Sí los van a liberar, pero ahora no se sabe cuándo», indicaron algunos familiares luego de culminar la visita en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional.

Afirmaron que en la última semana han asistido los asesores jurídicos, miembros de la Comisión de la Verdad y representantes de sectores minoritarios de la oposición, que el martes instaló una mesa de diálogo nacional con el régimen.

El grupo que se espera liberen bajo medidas cautelares es de entre 12 y 18 presos políticos, entre quienes se podrían encontrar Jorman Ortiz, Jorman Linares, Wilmer Vásquez, alias el Capo, Manuel Chacín, Elías Rodríguez y Michelle Vargas.

Además, los hermanos Otoniel y Rolando Guevara, detenidos desde el 26 de noviembre de 2004 por el caso de Danilo Anderson y acusados de homicidio calificado.

Un día de calma y tensión

Mientras que los alrededores de la sede de la policía política se encontraban en una aparente calma, los familiares mencionaron que el ambiente dentro del centro de reclusión era de tensión.

«Los custodios estaban muy quisquillosos. Incluso, cuando terminó la visita, en lugar de sacarnos a nosotros primero, mandaron a salir a los detenidos, cosa que nunca sucede», dijeron.

Estas acciones, agregaron, podrían realizarlas los custodios para generar una situación irregular entre los reclusos dentro del recinto.

«Seguro quieren que se produzca un motín para no liberarlos», enfatizaron.