migrantes por
Migrantes venezolanos suben una montaña con la intención de llegar a Panamá, el 8 de octubre de 2022 en el Tapón del Darién (Colombia). Foto: EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda

Entre el 1 de enero y el 27 de septiembre de 2022, Migración Colombia registró el paso de 116.555 migrantes irregulares por ese país, la mayoría venezolanos; en igual periodo de 2021 se reportaron 106.840, lo que equivale a un incremento de 10%.

En ese lapso, 33.315 menores de edad han pasado por Colombia: 18.163 en 2021 y 14.678 este año; por géneros se ha identificado que 45% son mujeres y 55%, hombres.

En algunas ocasiones, los menores han pasado solos o se han perdido de su núcleo familiar, lo que agrava su situación.

De acuerdo con la autoridad migratoria, los ciudadanos venezolanos (87.794) son los que más han migrado este año utilizando a Colombia como país de paso hacia Centroamérica para luego continuar hacia Estados Unidos.

Le siguen los haitianos (9.453), los ciudadanos procedentes de Cuba (2.465), ecuatorianos (1.801) y brasileños (781).

Llama la atención que otro grupo de migrantes procede de África y Asia, de países como Senegal (1.727), Angola (1.435), India (1.362), Bangladés (1.096), Ghana (892), Camerún (839) y Nepal (834).

Migración Colombia ha identificado 11 rutas, de las cuales seis se concentran en atravesar el Tapón de Darién, que son las más utilizadas, lo que equivale al paso de 97% de los migrantes irregulares.

Rutas identificadas:

Las primeras tres rutas identificadas se valen de la frontera con Ecuador para ingresar a Colombia. Una de ellas usa la carretera Panamericana entre Ipiales (Nariño) y Necoclí (Antioquia). La otra parte de San Miguel (Putumayo) hasta Necoclí y, la tercera, de Tumaco (Nariño) a Juradó (Chocó).

Las otras tres rutas de los migrantes se concentran desde Venezuela. La primera, entrando por Paraguachón (La Guajira) hasta Arboletes (Antioquia). La segunda se marca por la ruta al mar desde Cúcuta (Norte de Santander) hasta Arboletes. Y la tercera parte de Caracas, sigue por Arauca, Bogotá y Medellín hasta llegar a Necoclí.

Los migrantes pueden tardar meses haciendo el recorrido ya que, de acuerdo con Migración Colombia, 98% lo hace por vía terrestre, caminado grandes distancias, y el 2% restante, por vía marítima o fluvial.

En esa línea, se han identificado dos rutas fluviales que cruzan la frontera entre Brasil y Perú a través de los ríos Amazonas y Putumayo. La otra utiliza el corredor que conforma el río Caquetá hasta llegar a Villavicencio (Meta).

La migración irregular es un fenómeno que va en aumento, por lo que Colombia, por razones humanitarias, facilita el paso de los viajeros, pero aplica el rigor de la justicia a quienes se lucran de esta actividad (redes dedicadas al tráfico de migrantes). El año pasado fueron capturadas 51 personas y este año van 43.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!