Pruebas PCR
Foto Archivo

El doctor Enrique López Loyo, quien habló este martes 4 de agosto en la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional en nombre de la Academia Nacional de Medicina, aseguró que para tener un buen control sobre la pandemia Venezuela debería realizar entre 8.000 y 10.000 pruebas PCR diarias.

“Se requiere en el país para la población entre 8.000 y 10.000 pruebas PCR diarias, el Instituto de Higiene no está realizando el número de pruebas adecuadas”, señaló en su intevención.

Explicó que esto produce un subregistro de casos que no son descubiertos a tiempo, lo que provoca más contagios.

López Loyo destacó que debería existir un laboratorio diagnóstico en cada una de las capitales de los estados y aumentar el sustento de estos a través de la red privada en todo el territorio nacional.

Advirtió que el déficit en equipos de protección y seguridad personal ha hecho que el sector tenga la mayor cifra de mortalidad de Iberoamérica.

“Esto es una situación terrible porque pone en peligro la presencia de grupos de profesionales sanitarios que estén dispuestos y puedan ayudar a las personas en cuanto a su atención”, dijo.

“Esta situación debería ser multiplicada por un factor de entre 10 y 15, de acuerdo con nuestro criterio dentro la Academia de Ciencias Fisicas Matemáticas y Naturales”, añadió.

Destacó que las pruebas rápidas tienen una credibilidad muy cuestionada. Desde el punto de vista médico, subrayó, tienen una posibilidad de hasta 35% de dar falsos negativos.

Informó que tanto la Academia de Medicina, la de Ciencias Fisicas Matemáticas y Naturales, el Instituto de Medicina Tropical de la UCV y la Red de Alianza Venezolana para la Salud emitieron un documento en el que se trata de establecer con evidencias científicas una serie de consideraciones para el mejor manejo de la pandemia en Venezuela.

Entre las estrategias planteadas se encuentra una política comunicacional adecuada, así como la descentralización de las pruebas PCR y que sean eficientes.

Tasa de mortalidad del personal de la salud

El Comisionado Presidencial para la Salud y Atención Sanitaria a los Migrantes venezolanos, diputado José Manuel Olivares, informó que 38 médicos del sector salud en el país han perdido la vida por el covid-19.

Esto quiere decir que la tasa de mortalidad es de 22% en ese sector, la más alta de toda la región.

Indicó que hasta los momentos se registran 175 fallecidos adicionales a lo que reporta el régimen.

“Cómo va a confiar el ciudadano en un Nicolás Maduro improvisado que nombra al Potro Álvarez como encargado de la salud del venezolano, lo quiere negar pero lo nombró porque es un improvisado. En una dictadura que con su Ministerio de Ciencia y Tecnología manda a ponernos aceite de malojillo y que con quien usurpa el Ministerio de Salud nos manda a poner góticas de Prevengho Vir debajo de la lengua para evitar el covid-19 o curar en terapia intensiva con medicina homeopática”, añadió.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo