Ejército de Liberación Nacional - Democracia en Venezuela - guerrilleros en Venezuela
Luis Fernando Navarro, comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, señaló que la organización terrorista cuenta con más de 2.000 miembros, de los cuales 1.000 se encuentran radicados en Venezuela | Foto: Archivo

El Ejército de Liberación Nacional podría actuar contra la recuperación de la democracia en Venezuela cuando Nicolás Maduro salga del poder, debido a que el régimen chavista ha permitido que que ese grupo se movilice en el país.

La participación en el negocio ilegal de la minería en Bolívar, estado fronterizo con Colombia, demuestra el nivel de introducción del grupo en el territorio venezolano, publicó el diario ABC.

Luis Fernando Navarro, comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, señaló que la organización terrorista cuenta con más de 2.000 miembros, de los cuales 1.000 individuos se encuentran radicados en Venezuela.

El funcionario colombiano indicó, además, que los guerrilleros han reclutado a 250 venezolanos.

Esto significa que el ELN ha dejado de ser solo una organización colombiana para adoptar también una estructura venezolana, gracias al apoyo que le han dado los gobiernos de Hugo Chávez y ahora el régimen de Maduro.

La paradoja radica en que mientras Bogotá acordaba la paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Caracas le abría la puerta a la violencia del ELN.

Santuario para terroristas

Craig Faller, jefe del Comando Sur de Estados Unidos, afirmó que el grupo terrorista tiene absoluta libertad para maniobrar en Venezuela, un país convertido en un santuario para reclutar y financiar a través de actividades ilegales.

El Wall Street Journal citó varios testimonios que indican que los guerrilleros actúan en muchos casos con el respaldo de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y con el pleno conocimiento de los altos cargos del régimen madurista.

Así, la actuación del ELN en las actividades mineras en Bolívar ha sido a la conveniencia de mandos militares y altos funcionarios de contar con una fuerza para confrontar posibles rivales en la explotación ilegal de oro, diamantes, coltán y otros minerales.