Miembros de la banda del Koki estarían tratando de escapar hacia Colombia, Cúcuta
Archivo

El criminal venezolano Carlos Luis Revette, alias el Koki, líder de la banda de la Cota 905, estaría intentando mover su dinero mediante presuntos aliados dedicados al cambio de divisas y otros negocios en la ciudad de Cúcuta, Colombia.

Fuentes de inteligencia precisaron a la Alianza Informativa de Cima 360 News y The Latam Post que el Koki realizó operaciones en un movido complejo comercial en el centro de la ciudad donde decenas de personas se dedican a ese tipo de negocios.

El objetivo sería lavar parte del dinero producto de actividades ilícitas. No sería la primera vez que el Koki y sus aliados fuera de Venezuela hacen operaciones. Ya en el pasado, miembros de su banda, al igual que de otras megabandas, han salido del país con “encargos especiales”.

El Salino es aliado del Koki en Cúcuta

Las fuentes señalan que uno de los principales aliados del Koki sería conocido en el mundo hamponil como el Salino, que se encargaría de negociar las salidas de los delincuentes a través de las trochas en la frontera colombo-venezolana.

La incapacidad del régimen de Nicolás Maduro para atraparlos en Venezuela facilita a esos delincuentes enconcharse en el país vecino, especialmente en la zona fronteriza, lo cual causa un grave problema de seguridad al Estado colombiano.

El martes, el director de la Policía de Cúcuta, Óscar Moreno, admitió que el temible delincuente venezolano se encontraba en la ciudad y se ofreció recompensa a los ciudadanos que aporten información precisa para ubicarlo y capturarlo.

Dados de baja

Desde julio, cuando el Koki y su banda sitiaron Caracas durante días, los organismos de seguridad del régimen han permanecido desplegados en la zona central del país tratando de ubicar a los delincuentes.

En los operativos han dado de baja a varios de los criminales y otros han sido detenidos, pero aún no hay una cifra consolidada de esas acciones policiales.

Esta madrugada en Caracas mataron a Leonardo José Polanco, alias Loco Leo, que en su escondite se enfrentó con funcionarios del FAES.

El criminal tenía nueve órdenes de aprehensión por homicidio y otra por terrorismo y tráfico de municiones.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!