Rocío San Miguel
Foto: Archivo

El Frente Hemisférico por la Libertad (FHL), compuesto por parlamentarios, académicos, líderes políticos y defensores de derechos humanos latinoamericanos, repudió este miércoles la detención ilegal el 9 de febrero de la activista venezolana Rocío San Miguel, presidenta de la ONG Control Ciudadano.

«Expresamos nuestro rechazo y profunda preocupación ante las acciones del gobierno de Nicolás Maduro, que atentan contra los principios fundamentales de la libertad y la justicia», señaló el FHL en un comunicado.

Más de 200 organizaciones y 415 miembros de la sociedad civil de Venezuela rechazaron recientemente la «detención arbitraria» de la activista, arrestada en el aeropuerto internacional de Maiquetía, que sirve a Caracas, cuando se disponía a viajar en compañía de su hija.

San Miguel fue detenida por un supuesto vínculo con una conspiración que incluía un plan para asesinar a Nicolás Maduro, informó el domingo el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab.

El FHL defendió la trayectoria de Rocío San Miguel

El FHL afirmó que el gobierno de Maduro «debe rendir cuentas ante las instancias internacionales por sus acciones represivas y violatorias de los derechos fundamentales de los venezolanos», e instó a la comunidad internacional a trabajar en conjunto para «restaurar el respeto a los derechos humanos y el orden democrático en Venezuela».

Defendió la trayectoria de San Miguel y su entrega a la protección de los derechos civiles y «la transparencia gubernamental» y tachó de «arbitraria, injusticia individual y clara violación de los derechos civiles» el arresto de la activista venezolana.

Su detención, subrayó el FHL, constituye un ataque directo a la libertad de expresión y los valores que son esenciales para el funcionamiento de una sociedad democrática.

Instó a la comunidad internacional a «pronunciarse de manera contundente y a exigir la liberación inmediata e incondicional» de Rocío San Miguel.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!