maduro traicione
EFE/ Miguel Gutiérrez

El gobierno de Estados Unidos acusó este jueves a Nicolás Maduro y a otros altos funcionarios de su régimen por los presuntos delitos de narcoterrorismo.

William Barr, fiscal general de Estados Unidos, afirmó que Maduro participó en una asociación criminal que involucra a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. Esta alianza, según, tenía como objetivo «inundar» de cocaína a Estados Unidos.

El funcionario señaló a Maduro como líder del Cártel de los Soles, una organización narcotraficante que involucraría a políticos de alto rango y miembros del Ejército y el Poder Judicial de Venezuela.

Entre los miembros del régimen acusados por Estados Unidos se encuentran Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo de Justicia chavista; Vladimir Padrino López, ministro de la Defensa; Tareck el Aissami, ministro de Industrias y Producción Nacional; y Diosdado Cabello, presidente de la ilegítima asamblea nacional constituyente.

En la lista también figuran Luis Motta Domínguez, ex ministro de Energía Eléctrica; Cliver Alcalá Cordones, mayor general del Ejército; Nervis Villalobos, ex viceministro de Energía Eléctrica; Hugo Carvajal, diputado a la Asamblea Nacional, y Néstor Reverol, ministro de Interior, Justicia y Paz.

El fiscal general de Estados Unidos aseguró que entre 200 y 250 toneladas de cocaína fueron enviadas a esa nación con el amparo del régimen.

Millonarias recompensas

Asimismo, el Departamento de Estado de Estados Unidos anunció millonarias recompensas para quienes colaboren con información que conduzcan al arresto de Maduro, Cabello, El Aissami, Carvajal y Alcalá Cordones.

El gobierno estadounidense ofreció 15 millones de dólares de recompensa por el jefe del régimen socialista; mientras que por los otros cuatro altos funcionarios chavista puso a disposición 10 millones de dólares.