Detienen a entrenador de futbol acusado de abuso sexual de menores en Vargas
Las víctimas serían menores de entre 14 y 16 años de edad

El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) arrestó a un entrenador de fútbol acusado de abuso sexual contra menores de edaden el estado Vargas.

Funcionarios de la Delegación Municipal La Guaira, efectuaron la aprehensión de Dalgui Rafael Bello Bermúdez, de 38 años de edad, en el sector Virgen Del Valle. Las víctimas serían menores de entre 14 y 16 años.

«Tras recibirse varias denuncias por las víctimas en compañía de sus representantes, se dio inicio a las investigaciones, donde se determinó que el detenido, valiéndose de ser entrenador de fútbol, en la parroquia Caruao, municipio Vargas, manipulaba a los jóvenes para tener relaciones sexuales a cambio de ingresarlos en torneos», informó el director del Cicpc, Douglas Rico.

El funcionario indicó que al ciudadano lo pusieron a la orden de la Fiscalía de Flagrancia del Ministerio Público de la entidad.

Abuso sexual contra menores de edad en Venezuela

En el mundo, tres de cada cuatro niños entre los 2 y 4 años de edad sufren regularmente abuso físico, psicológico, violencia o castigo por familiares o guardianes, de acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud.

La Organización Panamericana de la Salud destaca que en Latinoamérica 58% de los niños sufrieron algún tipo de abuso en 2020.

En Venezuela, de acuerdo con cifras recaudadas trimestralmente por la Fundación Habla, en 2019 niños entre los 6 y 11 años de edad fueron los más vulnerados, seguidos por el grupo de 12 a 17 años y el de 0 a 5 años. Entre 70% y 86% son niñas y adolescentes. Y los casos más comunes son abuso sexual, actos lascivos, asesinato, violación, tráfico de menores y pornografía infantil, en ese orden. El total de casos se distribuyen principalmente entre los estados Miranda y Zulia, así como Distrito Capital.

La importancia de la denuncia

El psicólogo Óscar Misle, fundador y director del Centro Comunitario de Aprendizaje (Cecodap), asegura que particularmente 2020 estuvo marcado por un confinamiento que acercó al agresor con su víctima.

Esto se debe a que en la mayoría de los casos de abuso el agresor forma parte del entorno familiar (padrastro, padre, tío, abuelo, primo o madre) de la víctima.

Como consecuencia, la denuncia se hace difícil por la cercanía con el abusador y la relación afectiva que existe. Sin embargo, Misle recalca la importancia de denunciar cualquier caso de abuso o acoso sexual, pues las consecuencias en la víctima podrían marcarlo de por vida, y en algunos casos aparecer años después del delito.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!