Foto: Iván Ocando

Con la depresión y la ansiedad deben lidiar día a día las madres de Maracaibo. Enfrentan una crítica situación para conseguir comida y alimentar a sus hijos lo que impacta en su bienestar psicológico.

La investigación Ansiedad y depresión en madres con hijos en desnutrición y bajo peso, hecha por la Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia, expone la vulnerabilidad en la que se encuentran. “Se encuestó a 30 madres que asistían al servicio de nutrición del Hospital Universitario de Maracaibo, en el período de mayo a agosto de 2019, en el marco de la documentación sobre la situación de derechos humanos en el Zulia, con especial atención en la inseguridad alimentaria”, se lee en el documento.

Las conclusiones de la investigación son desalentadoras. “La inseguridad alimentaria es un aspecto presente en las madres encuestadas con consecuencias directas en su estado psicológico”, detalla.

Según los datos recogidos 43,3% de las madres llevaron a sus hijos a consulta con especialistas debido a que sufren de desnutrición, mientras que 56,7% asistía a sus hijos por bajo peso y talla.

“Las entrevistas con las madres encuestadas demostraron que los síntomas de ansiedad y depresión tienen una asociación importante con preocupaciones por aspectos económicos y de dificultades alimentarias”, afirmaron los investigadores.

Foto: Codhez

Indicaron que esta situación representa un problema de salud pública que impacta en el bienestar emocional de la población.

Asimismo explicaron que debido a esta situación se han incrementado las discusiones en el núcleo familiar y el alejamiento afectivo de los hijos. También ha disminuido la frecuencia sexual en las parejas. “Hay un predominio importante de los síntomas de tristeza y ansiedad y preocupaciones recurrentes que disminuyen su deseo”, aseguraron.

Conclusiones

Codhez señala que el Estado venezolano tiene la obligación de realizar todas las acciones pertinentes para garantizar el derecho a la alimentación adecuada y superar esta situación traumática de la que es responsable.

Insta además a los centros asistenciales a crear programas de salud pública para propiciar el bienestar psicológico en madres con situación de inseguridad alimentaria.

Finalmente pide a las agencias de protección internacional, en especial aquellas que velan por el derecho a la alimentación para que se avoquen a examinar la situación de Venezuela y en especial la del estado Zulia e intercedan por la protección y garantía de este derecho frente al Estado venezolano

Los datos
  • 93,3% de las encuestadas se ha sentido preocupada porque se acaben los alimentos en su hogar.
  • 70% indicó que ha sentido hambre en algún momento y no comió.
  • 90% afirmó que al momento de comprar alimentos no pudo comprarlos porque estaban muy caros.
  • 56,7% manifestó tener síntomas graves de ansiedad.
  • 56,7% aseguró tener síntomas de depresión moderados.
Foto: Codhez

La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo