Embajador de España
Archivo

La salida de Leopoldo López de la Embajada de España después de un año y cuatro meses  en calidad de huésped obedece principalmente al cambio del embajador español en el país, afirmó Antonio de la Cruz, analista político y director de Inter American Trends.

En entrevista a El Nacional, De la Cruz explicó que la designación de Juan Fernández Trigo como nuevo diplomático representaba un peligro para la estancia del dirigente opositor. «El nuevo embajador de España viene de ser el representante de España ante Cuba. Tiene vinculaciones y buenas relaciones con el régimen de la isla», indicó el analista.

Explicó que López corría el riesgo de ser nuevamente un rehén del régimen de Maduro. «Al tener tanta vinculación con la isla de Cuba y en un momento donde pueden venir cambios, Leopoldo es una carta muy fuerte que podría llevar a una negociación y esto no es favorable para una salida».

De la Cruz identificó dos escenarios en el caso del líder de Voluntad Popular: ir a otra embajada, pero eso implicaba, dijo, seguir en Caracas y podía generar conflictos diplomáticos, o salir del país: «Y optó por esta opción que además le permite reencontrarse con su familia».

«En un momento donde van ocurrir cambios, tanto con la elección presidencial de Estados Unidos como la elección de la Asamblea Nacional del 6 de diciembre, es preferible estar en una posición donde se puede ejercer un liderazgo», resaltó.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!