oficina
Rafael Veloz, integrante de la Subcomisión de Justicia de la AN

La Subcomisión de Justicia de la Asamblea Nacional anunció la creación de una oficina receptora de denuncias de corrupción en el sistema de justicia nacional, con la finalidad de visibilizar los casos y que los elementos probatorios no desaparezcan.

“En el sistema de justicia venezolano se han construido mecanismos para la delincuencia organizada. Hay clanes de corrupción donde se cobra en dólares y se persigue a la disidencia”, denunció el diputado Rafael Veloz, integrante de la instancia legislativa.

A su juicio, la recolección de estas denuncias, que las recibirán personalmente en la Dirección de Atención al Ciudadano del Poder Legislativo y a través del correo [email protected], servirá para que las pruebas de estos delitos no se diluyan ni se pierden en el tiempo, como ocurre con el crimen organizado.

“Recogeremos un documento sustancioso para que podamos denunciar estas tribus que se han construido. Toda familia está afectada por un elemento de corrupción y la invitamos para que denuncie, para que todos podamos ejercer la presión necesaria para que llegue la democracia”, precisó.

Un sistema corrupto

El parlamentario por Voluntad Popular afirmó que Venezuela está en el último eslabón de los indicadores de justicia en el mundo, debido a que el sistema es “profundamente corrupto, en un Estado fallido donde no hay instituciones”.

Recalcó que actualmente el único poder legítimo es el Legislativo, de ahí a que sea este organismo el encargado de recibir las denuncias y sustanciarlas para llevarlo a instancia internacionales.

Esta oficina de denuncias, señaló, estará integrada por la Federación de Trabajadores Judiciales, los colegios de abogados, la Asociación Nacional de Jubilados y Pensionados del Poder Judicial, sociedad civil y estudiantes de Derecho, quienes estarán recibiendo estas denuncias desde las universidades y a través del correo [email protected]

“La AN y los ciudadanos debemos construir un poder ciudadano para que las huellas de la corrupción queden ahí presentes, para que podamos tener los elementos probatorios para determinar cuáles son las violaciones sistemáticas a los derechos humanos”, enfatizó.