Roberto Enríquez, candidato de Copei/ Foto cortesía
Roberto Enríquez, candidato de Copei/ Foto corteía

El partido político Copei ODCA proclamó este sábado a Roberto Enríquez, presidente nacional de ese partido, como su candidato la elección primaria a celebrarse el 22 de octubre.

En un acto público, el secretario general de la organización demócrata cristiana, Robert García, presentó los resultados de la consulta interna en donde más de 27O municipios se pronunciaron a favor de presentar la candidatura de Enríquez.

«Nos hemos llevado nuestro tiempo, sí, pero era necesario hacer una consulta muy amplia y profunda para salir al ruedo con fuerza. Roberto Enríquez es un luchador incansable por la democracia y un político equipado intelectual y moralmente para presidir el gobierno que va a venir», destacó García.

Por su parte, el candidato Roberto Enríquez se refirió a la inconformidad de los venezolanos con el gobierno actual, pero el deseo general de un cambio.

«No estamos conformes ni a gusto con lo que está pasando en el país, pero no nos vamos a quedar paralizados. No estamos conformes con el gobierno que tenemos, pero tampoco estamos conformes con muchas cosas que pasan en la oposición. A pesar de eso, no nos vamos a quedar paralizados ni criticando. Estamos dando el paso de ofrecerle al país una alternativa política, moral y cultural para el cambio», dijo Enríquez.

«La visión de un gobierno de gradualidad, de cambios por etapas, constructor de grandes consensos nacionales, la inmediatez es la fórmula perfecta para el fracaso, no es honesto ofrecerle mentiras al país», recriminó.

También, destacó la necesidad de acabar con toda forma de discriminación, sea fascismo, racismo, homofobia o xenofobia, «porque son expresiones degradantes de la condición humana».

Asimismo, Enríquez resaltó cinco puntos para los grandes consensos nacionales, desde lo político hasta lo económico, social y humano.

«Hay que cerrar el BCV»

El presidente de Copei destacó que una de sus principales propuestas es cerrar el Banco Central de Venezuela para acabar con la inflación y recuperar el poder adquisitivo de los venezolanos.

Asimismo, indicó que la prioridad será ofrecerle oportunidades a los jóvenes para que se retome el plan de becas Gran Mariscal de Ayacucho, así como el plan de créditos inmobiliarios.

«Son planes exitosos que hay que rescatar. Darle la oportunidad a los estudiantes de tener especializaciones en las mejores universidades del mundo y a las parejas jóvenes menores de 40 que tenga la oportunidad de tener casa propia», aseveró.

Con respecto a los créditos, aclaro que tendrán la oportunidad de pagarlos en un plazo de 30 años. «Esas cosas hay que rescatarlas, eso se resuelve bajando el cajero bancario para que pueda recuperarse el crédito en Venezuela».

«No a la ideología de género»

Enríquez pidió a los venezolanos estar alerta para evitar que se instale en Venezuela la ideología de género, especialmente en todo aquello que Agreda la inocencia, integridad y dignidad de los niños. «Un niño es un niño, en masculino, y una niña es una niña, en femenino», afirmó.

En cuanto al aborto, dijo que se debía denunciar la promoción clandestina del aborto en Venezuela.

«Si los padres no quieren, no pueden criar a un hijo, el Estado debe proveer un sistema de adopción seguro, eficiente, rápido y confiable que le dé a esos niños la posibilidad de tener un hogar donde les den amor y educación. La solución no puede ser negarle el derecho a la vida, la fórmula cruel del aborto no es justa ni aceptable», aseveró.

Además, el candidato a la primaria se comprometió a castigar con todo el peso de la ley a la paternidad irresponsable.

«La paternidad es una responsabilidad compartida del padre y de la madre, no más de uno que de otro. Tenemos preparadas iniciativas muy firmes y ejemplarizantes para aquellos que les gusta engendrar y después abandonan a la mujer y a los hijos» afirmó.

Rescate de lo valores

Roberto Enríquez, plantea reformar todos los aspectos importantes del país. En ese sentido, se comprometo con el rescate de los valores.

Destacó que la visión de un gobierno reformista, humanista y cristiano puede construir consensos en torno al respeto al estado de derecho, el rechazo a la violencia política e institucional, el respeto a la dignidad humana. Pero también, una economía sana, sin inflación y que recupere el poder adquisitivo, de los venezolanos.

«Venezuela no está para chistes ni peleas»

El candidato de la tolda verde advirtió que Venezuela necesita que el próximo presidente se comprometa y sea un peregrino que une y reconcilie a los venezolanos.

«Satanizar y degradar el diálogo, el respeto, la convivencia, es lo que ha hecho el socialismo. Me preocupa que haya sectores de la oposición que hagan lo mismo. El presidente de Venezuela tendrá que ser un apóstol de la unidad y reconciliación de los venezolanos», insistió.

En ese mismo orden de ideas, se refirió a la importancia de que no haya impunidad.

«Que paguen los que tienen que ser sancionados, pero los venezolanos no pueden ser fracturados. Hay gente que se lucra y se beneficia rompiendo a Venezuela a pedazos, tanto el gobierno como en la oposición», expresó.

«Si yo logro ganar la confianza de los venezolanos pueden tener la seguridad de que haré todo el esfuerzo humanamente posible para convertirme en un apóstol que junte, reconcilie y saque a Venezuela del hueco tan profundo del que está metido», concluyó.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!