GNB Cúcuta
Foto: Archivo

Cuatro sargentos de la Guardia Nacional Bolivariana fueron condenados a 15 y 18 años de prisión por torturar a tres hombres en el estado Nueva Esparta.

Los responsables del hecho son Julio José Guerra, sargento primero y quien recibió condena de 18 años de prisión; Hender Johan García Luquez, sargento segundo y los sargentos Leonardo Manuel Romero Silva y José Gabriel González. Estos tres con condena de 15 años, según informó el Ministerio Público (MP)

El delito por el que los funcionarios recibieron condena sucedió en abril de 2017, en la calle San Juan de Porlamar, en Nueva Esparta. Mientras que los ciudadanos se encontraban en ese lugar, una unidad de la GNB, comandada por los cuatro sargentos, los forzaron con armas de fuego a subirse al vehículo donde posteriormente los torturaron.

Acto seguido, las víctimas fueron trasladadas hasta del destacamento 710 de la GNB, ubicado en Conejeros municipio García. En ese lugar continuaron las torturas con palos de madera.

También fueron víctimas de extorsión

Además, los funcionarios extorsionaron a los hombres solicitándoles altas sumas de dinero para detener los ataques en su contra y evitar sembrarles droga.

«Uno de los afectados afirmó tener dinero en su casa. Luego de recibir un golpe en la cabeza y amenazas de disparo, fue trasladado hasta su domicilio para coordinar la entrega de dinero. Allí, no se localizó a la hermana de uno de los afectados; motivo por el cual la víctima fue trasladada de nuevo hasta el Destacamento 710; donde continuó siendo objeto de torturas», se lee en la reseña del MP.

Las víctimas realzaron la denuncia ante el Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro de la GNB. Luego de realizar varias experticias bajo supervisión del Ministerio Público, las autoridades determinaron la responsabilidad de los sargentos en el hecho. Por esta razón, procedieron a su detención y posterior proceso penal a cargo de la Fiscalía 12 de Nueva Esparta.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!