Silva Reyes CNE Candidatos a la gobernación de Barinas tendrán testigos en elecciones del 9-E-de referendo
EFE/ Miguel Gutiérrez

El Consejo Nacional Electoral declaró improcedente el referendo revocatorio debido a que solo se logró la recolección de 42.400 firmas (1,01% del Registro Electoral) en un proceso desconocido por la organización opositora Mover (Movimiento Venezolano por el Revocatorio).

En una rápida declaración, la rectora Tania D’Amelio indicó que en ningún estado se logró el 20% requerido para activar el revocatorio.

También informó, sin mayores detalles, que el CNE declaró sin lugar “una nueva solicitud de referendo revocatorio contra el mandato de Nicolás Maduro, tal como lo establece el artículo 72 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”.

Este miércoles los miembros de Mover anunciaron que introducirán ante el TSJ un recurso de nulidad del cronograma para la recolección de firmas para activar el revocatorio, pues consideran que el plazo establecido por el CNE hacía inviable la realización del proceso.

La institución aprobó, sin las firmas de Roberto Picón y Enrique Márquez, la solicitud para activar el proceso el 17 de enero, y dio un plazo de nueve días de preparación para la recolección de firmas. Además, como denunció César Pérez Vivas, se dispuso la instalación de 1.200 puntos en el país para recolectar las firmas en un lapso de solo 12 horas.

“Esa fue una decisión totalmente violatoria, tanto de las normas administrativas como de la Constitución, y tiene como único objetivo impedir en la práctica la realización del referendo revocatorio. No hay sino una discriminación a 95% de los ciudadanos”, dijo el exgobernador en una entrevista para El Nacional.

Las denuncias de Mover se vieron reflejadas en la poca afluencia que tuvieron los puntos de recolección. El miércoles las imágenes eran de centros vacíos y en algunos casos rodeados de militares o simpatizantes del oficialismo, como quedó registrado en una foto publicada por la periodista Osmary Hernández en Twitter.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!