migrantes y retornados
EFE/ Mario Caicedo

Caminantes y retornados venezolanos convergen en el Corregimiento de La Parada, en Colombia. Mientras algunos esperan para ingresar a su país, otros aguardan para conseguir dinero y continuar con la travesía que apenas comienzan, aún en pandemia.

Glendy Pérez, de 21 años de edad, que se encontraba cerca del puente binacional Simón Bolívar, del lado de Colombia, dijo al diario La Nación que las autoridades le comunicaron que la prioridad la tienen los adultos mayores, las mujeres embarazadas y personas con discapacidad.

La joven manifestó, además, que las organizaciones que están colaborando con la situación migratoria en el territorio colombiano les informaron que deben esperar hasta el 1 de noviembre. Para esa fecha, muchos connacionales esperan que se reabra el paso regular entre Colombia y Venezuela.

“Tengo una semana durmiendo en la calle con su familia para poder regresar a Venezuela. Vengo de Bogotá”, declaró al medio. Agregó que en Colombia vivía de la economía informal y que debido al impacto negativo generado por la pandemia de covid-19, la situación se complicó y se quedó sin trabajo.

Isabel, de 49 años de edad, llegó a La Parada a través de las trochas con su hija, nieto y esposo. Dijo a La Nación que pasaron cinco días para llegar desde el estado Carabobo a la frontera. Esperan establecerse en la ciudad de Bogotá, pero por no tenían dinero para continuar, así que tuvieron que vender cigarros.

Fue horrible, pedimos colas, caminamos. En el camino siempre estuvimos en grupo. Éramos cerca de 12 personas. Me hizo migrar el hecho de no tener trabajo, y lo que uno logra hacer no alcanza ni para comer”, manifestó.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo