Primero Justicia
Foto: @ElimarDiazG

José Brito, diputado a la Asamblea Nacional por el estado Anzoátegui, consignó un documento este jueves ante el TSJ ilegítimo en el que solicita que se le restituyan las garantías como militante del partido Primero Justicia y se designe a una nueva junta directiva en la organización.

Brito denunció que la actual directiva de Primero Justicia violó su derecho a un debido proceso y lo expulsó junto a otros compañeros, sin tener la oportunidad de una defensa justa.

«Hemos acudido el día de hoy al TSJ para solicitar la restitución de nuestras garantías como militantes de Primero Justicia. Esto en virtud de que fuimos expulsados de forma violenta de esta organización. Estamos aquí en representación de todos los que expulsaron injustamente», manifestó a las afueras del TSJ.

Explicó que es necesario designar una nueva junta directiva provisional para Primero Justicia y que esta se encargue de convocar a elecciones dentro del partido. En dichos comicios consideró que deben participar todos los militantes, incluso las bases.

«No vamos a ser los sepultureros de Primero Justicia. Seremos quienes sacaremos el partido adelante. Para nosotros, el partido debe estar primero para Venezuela, no queremos más confrontación», agregó.

El parlamentario rechazó las acusaciones de Juan Pablo Guanipa, quien afirmó este miércoles que a un grupo de personas se le pagó un monto en dólares para colocarse camisas alusivas a Primero Justicia y hacerse pasar como falsos militantes.

«Primero Justicia no puede hablar de democracia sino tiene democracia interna. Es inadmisible que un vocero dijera que se usan a malandros como falsos militantes del partido. Esta es una rebelión de bases en contra de la directiva», manifestó.

Sobre el 5 de enero

En cuanto a los hechos que ocurrieron en el Palacio Federal Legislativo el pasado 5 de enero, reiteró que el presidente interino Juan Guaidó no ingresó a la sesión porque no quiso. 

Ante la falta de Guaidó como director de debate, Brito explicó que se solicitó al primer y segundo vicepresidente instalar la sesión, pero ellos se negaron.

«Se negaron porque sabían que Guaidó no tenía los votos. No entró porque no quería someterse al escrutinio público si perdía la presidencia de la Asamblea Nacional», dijo.

Acusó al parlamentario Stalin González de robarse el acta de asistencia de los diputados que estuvieron presentes ese domingo.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo