El cardenal Baltazar Porras afirmó que un régimen como el que detenta el poder en Venezuela “tiene poco que mostrar”. A su juicio, la destrucción sistemática del aparato productivo y la restricción de las libertades públicas dejan campo abierto a la fuerza policial, al imperio del miedo y a la represión.

Porras señaló en Twitter que Venezuela, Ecuador, Nicaragua, Bolivia y en parte Argentina y Brasil son ejemplos nefastos de lo que se ha vivido en el continente gracias al populismo.

“El clericalismo es una condición patológica que hace que muchos ministros ordenados y laicos vivan en pequeñas burbujas”

El arzobispo metropolitano de Mérida dijo que en América Latina surgen candidatos “populistas antiimperialistas, izquierdosos, salpicados de marxismo trasnochado”.

“Llegan a través de comicios y se convierten en propulsores de cambios constitucionales para permanecer en el poder indefinidamente”, destacó.

Ejemplificó nombrando las reelecciones indefinidas y cambios en el sistema electoral que conllevan corrupción y fraudes, además del Poder Judicial amañado para servir de mampara de todo lo que se propone más allá o al margen de los textos legales.

Agregó los Poderes Públicos secuestran la voluntad popular y los derechos de la gente. Además, pisotean la dignidad humana e irrespetan la libertad de las personas.