Andrés Velásquez
Andrés Velásquez, dirigente de Causa R | Foto: Archivo

Andrés Velásquez, dirigente de la Causa R, dijo este viernes que las acciones en contra del régimen de Nicolás Maduro deben aumentar para agilizar su salida del poder, luego de que decidió no enviar a sus delegados a Barbados para continuar la negociación con representantes de la oposición venezolana.

Velásquez dijo, en un mensaje publicado en Twitter, que hay que detener a Maduro cuando decida restablecer las conversaciones en Barbados. «¿Traes una propuesta concreta para poner fin a esto? De no ser así, no se le puede hacer el juego», manifestó.

Para el opositor, en ese eventual escenario el régimen chavista únicamente trataría de seguir ganando tiempo. «Es hora de darle un ‘parao», insistió Velásquez en la red social.

La decisión de Maduro fue tomada luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva en la que bloquea todos los activos de Venezuela en ese país, además de prohibir a las empresas estadounidenses hacer negocios con el régimen venezolano.

«Maduro ha decidido no enviar a la delegación venezolana en esta oportunidad en razón de la grave y brutal agresión perpetrada de manera continuada y artera por parte del gobierno de Trump contra Venezuela», dijo Jorge Rodríguez, ministro para la Comunicación e Información del régimen, en un boletín.

El presidente encargado de la República, Juan Guaidó, aclaró en una nota que toda persona, compañía, institución o país que pretenda hacer negocios con Maduro estará, para efectos de la justicia internacional, colaborando y sosteniendo al régimen y será sujeto de sanción.

“Impide que Maduro y sus cómplices sigan robando y haciendo negocios a costa de los venezolanos que sufren. Las empresas y los países tendrán que elegir entre el pueblo de Venezuela o los opresores”, expresó.

Aclaró que la acción anunciada tiene excepciones humanitarias en cuanto a alimentos y medicamentos. También protege al sector privado que no hace negocios con Maduro.

“El embargo es contra la dictadura, no contra el país. El sector privado podrá seguir importando y la orden ejecutiva aclara expresamente que los temas de alimentos y salud y humanitarios no están limitados. El régimen es el causante de la crisis”, dijo Guaidó.