Alex Saab Ecuador
Foto: Archivo

Alex Saab compareció este lunes ante el tribunal federal de Miami y se declaró inocente de los cargos de lavado de dinero de que lo acusan. El empresario colombiano presuntamente desvió 350 millones de dólares obtenidos a través de contratos con el chavismo.

Un pequeño grupo de simpatizantes del gobierno de Venezuela que exigió la libertad del supuesto diplomático de Nicolás Maduro, reseñó The Associated Press. “Libre, libre Alex Saab”, grió en los alrededores del juzgado durante el proceso.

A Saab la justicia estadounidense le desestimó 7 cargos por el acuerdo de extradición al que llegó con Cabo Verde. Pero aún enfrenta uno de conspiración para cometer lavado de dinero, delito por el que si es encontrado culpable cumpliría hasta 20 años de prisión.

Nuevas presentaciones judiciales, publicó la agencia de noticias, indican que el empresario colombiano habría estado traicionando en secreto al gobierno de Venezuela desde hace años ofreciéndoles información a las autoridades estadounidenses sobre sus negocios.

La revelación explosiva estaba contenida en un memorando de sentencia de la defensa de Bruce Bagley, profesor de la Universidad de Miami a quien Saab contrató para ayudar en la solicitud de visa de su hijo. Luego lo utilizó como canal para hacer pagos a los abogados que facilitaron su comunicación con investigadores federales de Estados Unidos.

El supuesto diplomático de Maduro ha dicho a través de un abogado que todas sus actividades contaron con la aprobación del gobierno chavista y que en todo momento ha sido un “ciudadano leal” de Venezuela.

Bagley se habría reunido en múltiples ocasiones en Colombia y Europa con la policía federal estadounidense, incluidos agentes de la Administración de Control de Drogas, antes de ser acusado en 2019. Tres personas hablaron con The Associated Press bajo condición de anonimato para discutir esos encuentros.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!