Acusaron en EE UU a la extesorera chavista Claudia Díaz de recibir presuntos sobornos de Raúl Gorrín
EFE

La extesorera chavista Claudia Díaz y su esposo fueron acusados el viernes de aceptar decenas de millones de dólares del empresario Raúl Gorrín, en un caso de corrupción y lavado de dinero, reseñó el diario estadounidense El Nuevo Herald, bajo la firma del periodista Jay Weaver.

La publicación señala que, de acuerdo con un nuevo caso penal federal presentado en Miami, Gorrín pagó a Díaz y a Adrián Velásquez Figueroa, exguardia de seguridad presidencial de Hugo Chávez, sobornos a través de cuentas bancarias en Estados Unidos para tener acceso al sistema de cambio de divisas del gobierno venezolano.

Gorrín, propietario del canal privado Globovisión, tiene costosas propiedades congeladas en Miami y Nueva York. La Justicia estadounidense lo acusó en noviembre de 2018 de sobornos y blanqueo de dólares. Se trataría de una trama multimillonaria.

Se enfrenta en Estados Unidos a nueve cargos de lavado de dinero, además de uno por conspiración para violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero y otro de conspiración para cometer lavado de dinero.

Al empresario, quien tiene residencia en Miami, lo consideran prófugo de la Justicia estadounidense y, desde noviembre de 2019, forma parte de la lista de los más buscados por corrupción.

De acuerdo con la Fiscalía estadounidense, Gorrín pagó millones de dólares en sobornos a dos funcionarios venezolanos de alto nivel. El objetivo estaba centrado en garantizar los derechos a realizar transacciones de cambio de moneda extranjera a tasas favorables para el gobierno.

Desconocidos hasta los Papeles de Panamá

Tanto Díaz como su esposo viven en España y se espera que enfrenten la extradición a Estados Unidos. A ambos prácticamente nadie los conocía hasta que aparecieron en 2016 en los Papeles de Panamá.

Las autoridades allanaron su casa en Caracas y confiscaron lo que describieron como una colección de autos de lujo, obras de arte y documentos de propiedades inmobiliarias dentro y fuera de Venezuela, controladas a través de empresas fantasmas, publicó la agencia The Associated Press.

Díaz insiste en que sus cuantiosos ahorros son el resultado de toda una vida de trabajo honesto y que jamás malversó fondos del Estado. Aseguró que sus problemas legales se deben a su negativa a aceptar las supuestas órdenes ilegales de Nicolás Maduro luego de la muerte de Chávez.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo