ONU
Foto: Cortesía

Acnur pidió este domingo más ayuda humanitaria para los refugiados venezolanos, que día a día escapan del país en busca de huir de la crisis económica.

La petición fue realizada por el alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Acnur,  Filippo Grandi.

El funcionario suspendió su visita a la localidad fronteriza brasileña de Pacaraima, debido a que sus habitantes hicieron una masiva protesta por la llegada de más de 500 venezolanos diariamente.

Argumentaron que han colapsado los servicios sociales.

Acnur calcula que unos 4,3 millones de venezolanos han huido de la inestabilidad económica política del país.

Los destinos más asiduos son Colombia, Perú, Chile y Ecuador, reseña Reuters.

“Esta es realmente una de las peticiones humanitarias con más baja financiación en el mundo para una de las mayores crisis”, señaló Grandi en una entrevista.

El funcionario destacó que el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo están comprometidos, pero deben acelerar su asistencia para ayudar a mantener los sistemas de salud y educación.