Funcionarios
La estadística indica que en en 2019 el número de mujeres policías muertas fue de 6, pero el año pasado la cifra ascendió a 14 funcionarias | Foto Kisme Evaristo

La Fundación para el Debido Proceso, dirigida por la abogada Jackeline Sandoval, informó que el año pasado 173 funcionarios de seguridad, entre policías, militares y escoltas, murieron de manera violenta.

Desde 2011 Fundepro ha recopilando las cifras de los funcionarios víctimas de la violencia. Sus fuentes de información son los medios de comunicación y las redes sociales.

La estadística indica que en los últimos 5 años han asesinado a 1.506 funcionarios policiales, militares y escoltas civiles.

En 2015 murieron 344, 414 en 2016, 309 en 2017 y 266 en 2018; el año pasado se reportaron 173 muertes.

Fundepro indica que en 2019 el estado con mayor número de funcionarios fallecidos en hechos violentos fue Miranda seguido de Aragua y Bolívar.

Los organismos mas afectados por la pérdida de funcionarios fueron la Policía Nacional Bolivariana con 32 víctimas, la Guardia Nacional Bolivariana con 27 fallecidos y el Cicpc con 23 muertos.

Se destaca que la mayoría de las personas murieron, como en años anteriores, cuando los funcionarios estaban «francos de servicio», es decir, libres. En 2019 hubo 99 fallecidos y 74 murieron cuando se encontraban en cumplimiento del deber.

En 2019 el número de mujeres policías muertas fue de 6 pero el año pasado la cifra ascendió a 14 funcionarias.

Sandoval señaló que en 2019 hubo una reducción de 35% de homicidios de personal policial y militar en comparación con 2018.

«No obstante, seguimos en la creencia, en cuanto a la muerte de funcionarios, que se redujo debido a la gran cantidad de funcionarios de seguridad que se retiró en busca de una mejor calidad de vida. Emigrando muchos a otros países mientras otros se fueron a la empresa privada», expresó Sandoval, quien agregó que esa situación pone en jaque a la seguridad al no contar con el número suficiente de agentes para cumplir ese rol.

«La falta de una política criminal y de seguridad ciudadana perturba todo el panorama nacional. A esto se agrega el hecho de tener una delincuencia enemiga, mejor armada», añadió.