Los manifestantes antigubernamentales continúan sentados en un área de protesta designada en el Aeropuerto Internacional de Hong Kong | EFE

Un tribunal de Hong Kong prohibió que se realicen protestas fuera de «zonas habilitadas» en el aeropuerto internacional de la región.

Así lo informó este miércoles la autoridad aeroportuaria en un comunicado de prensa publicado en su página web.

La orden judicial temporal servirá para prevenir que «la gente obstruya o interfiera de manera voluntaria e ilegal con el uso adecuado del Aeropuerto Internacional de Hong Kong«, señaló el texto.

Este requerimiento judicial provisional llega después de que el aeropuerto permaneciese prácticamente bloqueado, durante el lunes y el martes, por personas que protestaban por la represión policial.

El texto legal además impide que la gente participe en cualquier manifestación, protesta o acto de orden público en zonas del aeropuerto que «no sean las designadas por la autoridad aeroportuaria».

Mientras tanto, la normalidad comenzaba a llegar al aeropuerto en la mañana de este miércoles, donde el número de cancelaciones era de 51 en vuelos de salida y 61 de llegada, según el diario hongkonés South China Morning Post.

Hong Kong va camino de su undécimo fin de semana consecutivo de manifestaciones, que comenzaron en junio por la oposición a una controvertida propuesta de ley de extradición. Pero que han evolucionado hacia una serie de demandas de mejora de los mecanismos democráticos de la ciudad.

Luego de  recuperar la soberanía del territorio de manos británicas en 1997, Bajo la fórmula «Un país, dos sistemas», Pekín se comprometió a mantener la autonomía de Hong Kong y respetar una serie de libertades, hasta 2047, inimaginables en la China continental.

Pero muchos manifestantes vieron en la polémica propuesta de ley de extradición -cuya tramitación fue declarada «muerta» por el Ejecutivo hongkonés a principios de julio- un intento de China de entrometerse en los asuntos de Hong Kong.