Robots asesinos
Imagen: Archivo

La ONU y la Cruz Roja hicieron un llamamiento conjunto esta semana para establecer nuevas reglas internacionales que protejan a la humanidad de las posibles «terribles consecuencias» de las armas autónomas, también conocidas como robots asesinos.

El secretario de la ONU, Antonio Guterres, y Mirjana Spoljaric, presidenta del Comité Internacional de la Cruz Roja, declararon el jueves que lidiar con estas armas es una «prioridad humanitaria».

Ambos llaman a los Estados a establecer prohibiciones y restricciones específicas sobre los sistemas de armas de aquí a 2026. Esto con el fin de «proteger a las generaciones presentes y futuras de las consecuencias de su uso».

«En el panorama actual de seguridad, fijar límites internacionales claros beneficiará a todos los Estados».

Estos sistemas, que seleccionan objetivos y aplican la fuerza sin intervención humana, «suscitan graves preocupaciones humanitarias, jurídicas, éticas y de seguridad», agregaron en un comunicado.

Guterres y Spoljaric afirmaron que su desarrollo y proliferación podría cambiar la manera en que se libran las guerras y contribuir a la inestabilidad mundial.

«Debemos actuar ahora para preservar el control humano de la fuerza. Las decisiones de vida o muerte deben quedar bajo control de las personas», afirmó el comunicado.

Los robots preocupan a las autoridades

Según los dos responsables, su preocupación creció ante el aumento de la disponibilidad y la sofisticación de nuevas tecnologías, como la inteligencia artificial, que podrían incorporarse en las armas autónomas.

Ambos instaron a prohibir los sistemas de armas autónomos cuyo funcionamiento es impredecible, como las armas controladas por algoritmos de aprendizaje automático, además de restricciones claras para todos los demás tipos de armas autónomas.

Aunque el derecho internacional prohíbe ciertas armas y establece restricciones sobre el uso de otras, sin un acuerdo específico sobre las armas autónomas los Estados pueden tener «maneras diferentes» de aplicar esas reglas.

Las normas internacionales serían «un paso esencial para evitar que la humanidad sufra consecuencias terribles», agregaron.

«Llamamos a los líderes mundiales a poner en marcha las negociaciones de un nuevo instrumento vinculante que establezca prohibiciones y restricciones claras sobre los sistemas de armas autónomos. Debemos concluir esas negociaciones antes de 2026«, pidieron.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!