Viajar por tierra es un sacrificio en Venezuela. La falta de unidades de transporte operativas y la escasas ofertas para abordar un autobús al interior del país hace que cientos de personas hagan colas en el terminal La Bandera, ubicado en Caracas, para tratar obtener un pasaje que les permita compartir las fiestas en familia.

Algunos pasan la noche sentados en las adyacencias de las taquillas de venta esperando ser anotados en una lista que le permita adquirir un boleto.

Los destinos demandados son los estados Táchira y Zulia desde donde las personas seguirán su tránsito hacia Colombia. Otros esperan conseguir el boleto hacia los llanos venezolanos para pasar las fiestas decembrina con la familia.

La empresa Sitssa estableció tarifas para los próximos meses. El boleto más económico se encuentra en 45 bolívares hacia Maracay (Aragua), mientras que el más costoso tiene un costo de 367 bolívares hacia San Cristóbal (Táchira). Ciudadanos denuncian que a pesar del anuncio, en el terminal cobran una suma que duplica su valor, teniendo que cancelar el precio en efectivo.  

En el terminal La Bandera una usuaria explicó que no se pueden comprar pasajes con anticipación. Agregó que la dificultad para conseguir boletos ha generado que muchas personas que logran comprar luego los revenden con un aumento de hasta 100% de su precio original.

“Cuando llegas a la taquilla te dicen que nunca hay boletos, pero bajas las escaleras y hay personas que te piden hasta Bs.S 2.000 solo por localizarte un pasaje, después te podrás imaginar el precio por comprarlo”, expresó la mujer quien prefirió no identificarse.

Llegar al Zulia implica atravesar seis estados del país. Daniel Carreño no sabe si podrá ver a su abuelo esta Navidad. Su familia vive en Maracaibo. La mitad de su familia se ha ido de su país este año, por lo que en su hogar solo quedan su padre y su abuelo.“En Caracas no tengo a ningún familiar, si me quedo aquí tendré que pasar 24 y 31 de diciembre solo”, dijo.

Los terminales privados se convierten en otra opción para los pasajeros, sin embargo, tienen una sola salida diaria. Entre las especificaciones para adquirir un boleto está que se debe pagar Bs.S 500 en efectivo del valor total del pasaje que tiene un costo mínimo de Bs.S 4.600. El resto se puede cancelar en punto de venta.

Viajar hacia el estado Nueva Esparta durante la temporada decembrina se complica por la limitada oferta de boletos aéreos debido a que cada día menos líneas aéreas viajan hasta la isla de Margarita. Las aerolíneas que ofrecen vuelos tienen un costo de mínimo de Bs.S 9.630, lo que representa más de dos salarios mínimos.  

En los últimos dos años, la Navidad no significa tiempo de reencuentro para los venezolanos. La limitada oferta de vuelos nacionales, el elevado costo de los boletos, por tierra o por aire, dificulta una visita en la época decembrina. Las familias prefieren quedarse en casa que madrugar en un terminal y tener que cancelar un pasaje que triplica el costo de su precio general. Abstenerse parece ser la opción más barata en las festividades, dejando el abrazo de Noche Buena en suspenso o quizás pospuesto hasta un nuevo año.

Loading...