Víctimas de violaciones de derechos humanos y representantes de 17 organizaciones del estado Lara se reunieron en la plaza Lara, en el centro de la capital, para dar su apoyo a la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet. Elevaron su voz para ratificar la grave crisis humanitaria que vive el país.

Abraham Castillo, representante del Foro Penal en la entidad larense, destacó que el informe era una luz al final del túnel. “Hemos logrado que este informe reconozca no solo el trabajo del Foro Penal, sino de todas las organizaciones en el ámbito nacional que día a día han intentado mostrar la realidad del país”, señaló.

Nelson Freitez, profesor de la Cátedra de Derechos de la Universidad Centrooccidental Lisandro Alvarado, dijo que el informe refleja la realidad del país. “Es un documento riguroso y equilibrado, producto del trabajo durante años”.

Luzmila Leal, integrante de Médicos Unidos de Venezuela, señaló que el documento deja claro que “existe una emergencia humanitaria compleja”.

Gretna el Halabi, directora de Mapani, explicó que la crisis hospitalaria es gravísima. Resaltó, además, las violaciones al derecho a la alimentación. “Nosotros, como organización, seguimos prestos para apoyar en la defensa de las personas afectadas por vulneración de sus derechos en Barquisimeto”, manifestó.

Yexary Arévalo, hermana de Nelson Daniel Arévalo, joven de 22 años de edad asesinado por militares en 2017, indicó que no descansará hasta que se haga justicia en la muerte de su hermano. “A mi hermano lo asesinaron. Es el deber de todos los ciudadanos y de cada familiar de las víctimas seguir exigiendo justicia”.