Un informe de Reporteros Sin Fronteras publicado este jueves indicó que Venezuela, Brasil y Nicaragua son los países latinoamericanos que registraron la mayor degradación de la libertad de prensa en 2019. 

El reporte revela que la falta de libertad de expresión acercaría al país a la llamada «zona negra», que agrupa a naciones como Turkmenistán, Corea del Norte y Eritrea, que se encuentran en el fondo del listado, reseñó Infobae.

La represión de la prensa independiente en Venezuela se intensificó en el último año cuando se registró un récord de arrestos arbitrarios de comunicadores, además de una intensa violencia ejercida por cuerpos de seguridad contra los reporteros.

Agrega el texto que las radios y televisoras también se han visto afectadas y obligadas a perder las licencias de transmisión. «La prensa extranjera ha sufrido arrestos, interrogatorios e, incluso, expulsiones», expone el documento.

«La degradación de la situación lleva a numerosos periodistas a abandonar el país para escapar de las amenazas y preservar su integridad física», señala RSF.

El mapa de la libertad de prensa de Reporteros Sin Fronteras

Lea la nota completa en Infobae