Venezolanos rompieron este martes el piquete de la Guardia Nacional Bolivariana que estaba apostado en el Puente Internacional Simón Bolívar, en la frontera con Colombia, para cruzar al vecino país.

El hecho ocurrió debido a la crecida del río Táchira, por lo que los ciudadanos se vieron en la obligación de dejar de trasladarse por los caminos irregulares, llamados “trochas”, para llegar a Colombia, lo que generó que intentaran pasar por el puente pese a los funcionarios que allí permanecen.

En fotografías compartidas por la diputada Gaby Arellano se puede observar la vía repleta de gente cruzando la frontera y, algunos, hasta parados encima de los containers que guardias colocaron en la zona para evitar el ingreso de la ayuda humanitaria.

Arellano también informó que, debido al colapso generado en la vía, varias mujeres sufrieron desmayos.