Angelo Di Marcantonio, un venezolano residenciado en Paraguay, se fue del país junto a su esposa Sheila, por diferentes motivos, entre ellos mencionó la crisis, inseguridad y escasez de alimentos y medicinas.

Llegaron a Paraguay y se iniciaron en la venta de cachapas y arepas. Empezaron comprando alrededor de cinco kilos de maíz y a la fecha ya compran entre 20 y 40 kilos. Di Marcantonio pasa todos los días por un supermercado para hacer las compras correspondientes y luego iniciar el proceso de preparación de los alimentos para salir en la noche a vender sus arepas y cachapas.

Su esposa lo ayuda con los preparativos para la venta de la comida. Sin embargo aseguró que al principio no estaba muy convencida de trabajar vendiendo comida en la calle, pero al pasar el tiempo se decidió y siguió con su emprendimiento.

“A mi me daba muchísima pena estar en la calle y él me decía ‘vamos, tenemos que trabajar para nosotros mismos’ y ahí fue que entendí y dejé la pena”dijo la esposa de Di Marcantonio.

Él por su parte comparó lo que es comprar comida en Venezuela y adquirir alimentos en Paraguay. “La diferencia entre comprar aquí y en Venezuela son las colas, lo que toca el gobierno de Nicolás Maduro, lastimosamente va en ruina”, exrpesó.

Destacó que quien quiera puede salir adelante, solo necesita ganas y “echarle pichón”, puso de ejemplo su caso y puntualizó que hoy en día está donde está gracias a su esfuerzo y constancia.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo