La periodista Valentina Quintero denunció que en los días 26, 27 y 28 de junio serán entregadas concesiones de los cayos Crasqui, Francisqui, Nordisqui y San Agustín del parque nacional Archipiélago de Los Roques.

Quintero informó que la entrega de estas islas es ilegal y que el trato que le han dado al parque es completamente irresponsable. «Basura que se quema, una montaña tapizada de paneles solares que jamás funcionaron, incontables plantas eléctricas abandonadas, un terminal incompleto que se voló todas las normas, unas construcciones al final de la pista que arrasaron con los manglares», denunció. 

Consideró a través de su cuenta en Instagram que los nativos de Los Roques deberían ser invitados a participar en estas concesiones para que se encarguen del resguardo del parque y del turismo sustentable. 

Dijo que las concesiones deben establecer «regulaciones de 24 habitaciones, energía solar, manejo impecable de desechos, mínimo impacto y solo entre 2 y 3 por cayo».

26, 27 y 28 de junio habrá una rueda de negocios donde se entregarán concesiones en los cayos Crasqui, los Francisqui, Nordisqui y San Agustín del PN Archipiélago de Los Roques. Hasta el momento, de acuerdo con el reglamento de Inparques que conocemos, esto es ilegal. Ningún roqueño con ranchos en los cayos se le permite ser posada legalmente. Solo hubo una concesión en Crasqui en los 90 y el campamento fue abandonado cuando cayó en manos de Fogade. En el Gran Roque nadie puede cambiar ni una teja de su casa, pero hay quienes construyen posadas y casas de 3 pisos. Según la información que tenemos, son concesiones con regulaciones de 24 habitaciones, energía solar, manejo impecable de desechos, mínimo impacto y solo entre 2 y 3 por Cayo. Sin embargo la realidad del Gran Roque es totalmente contraria. Una laguna de oxidación que se rebosa, la ñoña que cae al mar, la basura que se quema, una montaña tapizada de paneles solares que jamás funcionaron, incontables plantas eléctricas abandonadas, un terminal incompleto que se voló todas las normas, unas construcciones al final de la pista que arrasaron con los manglares. Por qué los habitantes de Los Roques no han sido informados oficialmente de estos planes? Por qué quienes tienen 20 y 30 años apostando e invirtiendo en Los Roques no son invitados a participar en estas concesiones? Este régimen acabó con el poco turismo que había en Venezuela. Nos aisló del mundo. Promovió el arco minero y permitió la minería en Canaima. Destruyó el sistema eléctrico y ahora ni siquiera hay gasolina. Cómo se entiende que ahora quiera hacer de Los Roques un emporio turístico sostenible si hasta el momento lo que ha hecho es poner en grave riesgo el medio ambiente de este privilegio de Archipiélago? Las dos grandes fortalezas de Venezuela para el turismo son su gente y su naturaleza. Este régimen lo que ha demostrado es un enorme desprecio por ambas. Ojalá que los roqueños y los posaderos de tantos años hagan valer su voz y sus derechos. Que exijan información y participación. Sigo #sembradaenvenezuela y convencida de que seremos el gran destino de turismo sostenible de América haciendo bien el trabajo.

Una publicación compartida de  Valentina Quintero (@valendeviaje) el