El cardenal Jorge Urosa Savino expresó su preocupación por la reiterada violación de los derechos humanos en especial a la que han sido sometido los presos políticos.

El arzobispo de Caracas exigió al presidente Nicolás Maduro que cesen las injusticias en Venezuela. Se refirió al caso de los jóvenes Carlos Graffe y Santiago Guevara recluidos en la cárcel de El Dorado.

También mencionó la desaparición del general Raul Isaías Baduel, cuyos familiares aún desconocen su paradero. “Esta es una situación gravísima porque no se sabe dónde está el general Baduel”, agregó.

Lamentó el hecho ocurrido en el Centro de Detención Judicial en Puerto Ayacucho, estado Amazonas en la que murieron más de 30 privados de libertad en este centro de reclusión.

«Son 37 hombres jóvenes masacrados de acuerdo con las primeras informaciones y uno no sabe cómo fue eso»,  concluyó el representante de la iglesia católica.