Los transportistas y conductores de carga pesada del estado Lara se han visto afectados por la escasez de gasoil para reabastecer sus unidades, reseñó el diario El Impulso.

Algunas estaciones de servicio en los municipios Iribarren y Palavecino disponen de surtidores de diésel, sin embargo, no resultan suficientes para atender la demanda del sector automotor.

De acuerdo con la información que suministra el portal, las colas de autobuses, camiones y gandolas no se hicieron esperar durante este martes.

“Ya he perdido más de una hora y voy a perder más tiempo porque la gandola con el gasoil no llega”, dijo un conductor mientras esperaba la oportunidad para abastecerse.

Lea la nota completa en El Impulso