Emidio Palumbo, presidente de la Cámara de Transporte Pesado, informó que debido a los precios de los cauchos y repuestos de las unidades de transporte pesado deberían de cobrar al menos 500.000 bolívares, no Bs 50.000 como está estipulado.

Palumbo indicó que, en condiciones normales, el mes de enero es una paralización rutinaria pero desde hace años la situación ha sido similar para todos los meses del año, reseñó La Verdad de Vargas.

“En diciembre hubo algo de movimiento con el traslado de las cajas CLAP por el transporte privado, pero con menos de 200 gandolas que son las únicas que tenemos en condiciones para rutas cortas”.

Destacó que trabajaron con el gobierno, que es el único empleador para el transporte pesado porque la empresa privada está totalmente paralizada.

“Los pagos llegan pero cada 15 días, lo que diezma el ingreso para cualquier chofer o empresario con gandolas, puesto que los ingresos están devaluados”, dijo Palumbo.

Con información de La Verdad de Vargas