Hace 19 años, Venezuela se enlutaba con el desastre que sacudió el estado Vargas y en el que perdieron la vida miles de venezolanos. Desde ese día muchas identidades quedaron desaparecidas luego que el agua arrastrase todo a su paso. 

El 15 de diciembre de 1999, casi dos décadas después, nunca se pudo conocer de las cifras oficiales de la tragedia de Vargas. Sin embargo, autoridades señalaron que entre 7.000 y 30.000 perdieron la vida en el desastre natural.

Árboles, carros, autobuses, fueron arrastrados por el agua directo hacia los edificios de la zona, mientras que las casas fueron tapadas por la corriente, quedando completamente cubiertas por el lodo. 

Las calles desaparecieron y la línea costera se extendió. Un mantel de lodo marrón cubrió toda la zona y debajo de él se encontraba un número incontable de pérdidas humanas que quizás no pudieron salir de sus hogares. 

En la actualidad se desconoce la cifra real de muertos, pero organizaciones internacionales afirman que la cantidad es el triple de la mostrada. Muchas personas aún continúan desaparecidas, seguramente sus cuerpos se perdieron en el mar o yacen bajo los suelos de Los Corales, Macuto y Carmen de Uria urbanizaciones de la zona.