De las 570 unidades de Metrobús dispuestas en la Gran Caracas solo 25% funciona adecuadamente: “Un aproximado de 140 vehículos del sistema suburbano, que además dejó de prestar servicios luego de los apagones registrados en la capital y parte del estado Miranda, en el mes de marzo”, sostuvo Ricardo Sansone, director de la ONG Familia Metro.

Sansone destacó que este sistema fue desincorporado de las rutas sub urbanas y destinado para rutas de contingencia: Las Adjuntas-Zoológico, Zoológico-Plaza Venezuela, Propatria–Plaza Venezuela, Palo Verde-Plaza Venezuela, “porque en esos días de apagón, el Metro de Caracas presentaba fallas graves de operatividad. Hubo un mal manejo de la clave 3, la cual dispone: pérdida masiva de electricidad en todo el sistema de trenes, ya que no se cumplieron los procedimientos del antes y después de una falla eléctrica de gran magnitud, además única en la historia del país”.

Servicio en decadencia

Este transporte suburbano contaba con 39 rutas, de las cuales 11 fueron desincorporadas luego de las protestas contra Nicolás Maduro en 2017, anuncio que hiciera la empresa estatal a través de un comunicado.

Las rutas que no contarían con el servicio serían: Las Mercedes-Chacaíto, Baruta-Chacaíto, La Florida-Sabana Grande, Las Palmas-Plaza Venezuela, Bello Monte-Plaza Venezuela, Santa Mónica-Ciudad Universitaria, Los Teques-Coche, San Antonio-Coche, El Cafetal-Altamira, El Hatillo-Altamira, La Trinidad-Altamira. Las autoridades argumentaron que las unidades y los conductores corrían peligro y que suspendían el servicio “mientras durara el riesgo de los ataques terroristas”.

A la fecha, residentes de esas zonas no cuentan con este medio de transporte y de ser restablecido, a juicio de Sansone, se requeriría  75% de la flota existente. El director de Familia Metro añadió que mucho antes de los apagones, este sistema con subsidio del Estado no contaba con unidades suficientes. “Tenemos 51 cementerios de autobuses Yutong en todo el país, un total de 3.123 unidades. Solo en caracas hay 5 cementerios ubicados en  Caño Amarillo, Propatria, Caricuao , Patio La Paz y  Las Adjuntos”, aseguró.

En 2017, Familia Metro contabilizó que de 500 autobuses Yutong solo operaban  110 para toda el área metropolitana con 1 o 2 vehículos por ruta, cuando realmente se requieren al menos 3 autobuses.

Ese año y de acuerdo a datos recabados por esta organización, los autobuses Yutong estaban paralizados en el terminal La Paz de El Paraíso por fallas operativas menores: la falta de correas, frenos, turbocargadores y sensores. “Trajeron 7.000 unidades ensambladas desde China con otros conceptos de diseño que aquí no manejamos. No hay repuestos disponibles en el país ni forma de hacerles mantenimiento”, dijo.

En 1987, fecha de inauguración,  el Metrobús contaba con 275 unidades y  según Sansone, fueron retiradas de servicio en 2004, es decir,  prestaron 17 años de servicio.

“Los Volvo, unidades verdes  que trajeron de Brasil solo duraron 5 años, con disminución  de flotas que se apalancaron con los Yutong, que duraron 5 años en circulación y que ahora están en franco deterioro. Lo mismo pasó con  los vehículos bielorrusos, argentinos, flotas sin mantenimiento que terminaron en un deshuesadero, en esos  cementerios que tenemos”, puntualizó.