En la mañana de este miércoles, los habitantes de Maturín se sometieron a colas hasta de siete kilómetros para poder llenar el tanque de gasolina de sus vehículos. 

Desde las 6:00 am se reportaron largas filas en las estaciones de servicio, informa Carlos Bastardo, diputado a la Asamblea Nacional. «Maturín hoy está convertida en un gran estacionamiento, digno del Récord Guinness», denunció por Twitter. 

El parlamentario advirtió que las prolongadas horas de espera para surtir de combustible representan «un crimen contra la ciudadanía». Aseguró que la justicia espera por Nicolás Maduro y por Yelitze Santaella, la gobernadora del estado Monagas.

Los conductores denunciaron que los militares cobran hasta 10 dólares por permitir el paso de los vehículos a las gasolineras cuando el terminal de la placa es distinto al día de atención. 

Fedecámaras Monagas dijo que los comerciantes pasan hasta tres días en cola esperando para surtir con combustible sus unidades.

En el estado Bolívar, la Universidad Nacional Experimental de Guayana denunció que debido a la escasez de gasolina el personal no puede trasladarse a la casa de estudios por lo que algunos profesores se verán en la obligación de promediar notas de evaluaciones previas para los exámenes faltantes.

En el estado Lara, vecinos de la urbanización Rafael Caldera, en Barquisimeto, trancaron las vías para protestar por la escasez de gas doméstico.