Los conductores del Táchira permanecieron en cola para comprar gasolina la noche antes de Navidad. Además de la larga espera que se tradujo en mínimo siete horas, observaron que el cupo asignado por Pdvsa fue reducido en 10 litros sin que dieran una justificación oficial.

“Soy taxista y me bajaron el cupo diario, ¿cómo hace uno para pasar hasta dos días en cola y cargar menos combustible y trabajar’”, se preguntó Francisco Zambrano a las afueras de una de las estaciones de servicio ubicada en la avenida España de San Cristóbal.

“En la gasolinera dijeron que la medida será mientras se soluciona el problema del suministro”, señaló una mujer que prefirió no dar su nombre y que contó que tenía 15 días sin hacer fila para comprar gasolina porque no contaba con alguien que cuidara a su hijo de menos de un año.

En Táchira, en 2010, Pdvsa asignó códigos de barras a los conductores residentes en la entidad y limitó su consumo mensual de combustible según la capacidad del tanque de gasolina y el modelo del vehículo.

“Vamos a tener que pasar la Nochebuena en la cola a ver si viene gasolina. Yo quedé a ocho carros de echar gasolina y la cerraron como a la 1 de la mañana. Esto es mucha indolencia”, indicó Andrés Camacaro mientras esperaba sentado en las escaleras de un establecimiento comercial ubicado junto a una gasolinera en la avenida 19 de Abril de San Cristóbal.

El pasado viernes, la gobernadora del Táchira, Laidy Gómez, solicitó a PDVSA el envío de combustible a la entidad los días 24 y 25 de diciembre para reducir las alteraciones del orden público y los desordenes generados por las fallas en el suministro de gasolina