La ciudad de Maracaibo estuvo treinta horas sin servicio eléctrico producto de una lluvia del domingo en la madrugada que provocó una explosión en los transformadores de la subestación eléctrica de Pomona.

Entre los sectores que estuvieron afectados se encuentran Altamira Norte, El Pinar y Villa Esperanza.

Ante esta situación, los habitantes de Valle Frío trancaron el paso vehicular para protestar por las fallas del servicio, reseñó Caraota Digital.

“No es posible que la falta de mantenimiento y de políticas de servicio nos afecte a toda una comunidad. Nadie repone las horas de desesperación que pasamos sin luz”, dijo Luzmila Sánchez, habitante de Haticos por Arriba, otra de las zonas afectadas.

Lea más en Caraota Digital.

Loading...