Las estaciones de servicio del estado Vargas deben esperar hasta siete días para surtir los establecimientos de combustible y así poder operar. Avelino Seara, encargado de la bomba de Los Corales, aseguró que ha observado largas colas para abastecerse en toda la entidad.

Seara informó al diario La Verdad de Vargas que varios transportistas se mantienen a la espera de gasolina desde hace varios días, pues desde el jueves pasado, de Semana Santa, muchas estaciones dejaron de laborar y aún no tienen el producto.

Además, resaltó que no percibe ganancia con la venta de gasolina, e igual debe cancelar sueldo mínimo y tickets de alimentación a sus empleados. “Este gasto lo saco de mi bolsillo”, expresó.

Seara indicó que en diferentes oportunidades ha llamado a los proveedores, sin embargo, estos no han cumplido con el despacho del combustible.

Lea más aquí.