Empresas internacionales han utilizado al máximo utilizar las redes sociales como medio de promoción de sus marcas en todo el mundo, a pesar de que, desde la década de 1970, la mayoría de los países impusieron normas contra la comercialización del tabaco en la televisión y la radio. 

Francisco Toscano, cardiólogo, explicó que, aunque el cigarrillo internacional mantiene sus valores tradicionales, la implementación de los cigarrillos electrónicos se transformará en un problema de salud a largo plazo, reseñó Infobae.

«La industria vislumbra que este consumo masivo dentro de 20 años concluirá en una multiplicación de la internación de pacientes, fundamentalmente por EPOC, cáncer de pulmón y por enfermedad cardiovascular», advirtió el médico.

Indicó que los ejecutivos de la empresas del tabaco siempre han creído que la supervivencia y el éxito continuos de sus marcas dependen de convencer a los jóvenes de que compren sus productos. «Sin importar el medio, el mensaje a menudo era el mismo: encontrar maneras de llegar a nuevos y jóvenes fumadores potenciales», agrega.

«El consumo de tabaco es la causa principal de muerte evitable y se calcula que cada año mata a más de 5 millones de personas en el mundo. La mayor parte de estas ocurren en países de ingresos bajos y medianos. De persistir las tendencias actuales, en 2030 el tabaco mataría a más de 8 millones de personas por año», aseguró Hernán Provera, coordinador del Área de Prevención Cardiovascular y Cesacion Tabáquica de Ineba.

Lea la nota completa en Infobae