JM de los Ríos - Cecodap
Personal del pediátrico ha protestado en varias ocasiones para exigir mejoras laborales | Foto: Archivo

Carlos Trapani, coordinador de la organización Cecodap, aseguró este martes que en el hospital J. M. de los Ríos, en Caracas, persisten las irregularidades.

Esta situación se mantiene a pesar de la ampliación de las medidas cautelares aplicadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, añadió.

En una entrevista con el periodista César Miguel Rondón, el abogado dijo que el régimen de Nicolás Maduro no asistió a ninguna de las cuatro reuniones realizadas para hacer el seguimiento del cumplimiento de las medidas.

El alegato del régimen es que las sanciones de Estados Unidos «causaron todos los males» del sistema de salud venezolano, señaló.

Sin embargo, Trapani recordó que desde el año 2000 el hospital pediátrico presenta problemas que se agudizaron con el paso del tiempo. Sobre todo en los últimos cinco años.

«No puede ser que las excusas sean las sanciones», criticó el coordinador del Cecodap.

Indicó que en la última reunión, en la que participó también el secretario de la CIDH, se realizó un balance de la situación actual del centro de salud, y se hizo un examen de las condiciones de infraestructura, de equipos y de todos los problemas.

Allí se planteó la redacción de un cuestionario que se enviaría al régimen venezolano, así como el establecimiento de una relación directa entre la comisión y los familiares y los niños que son atendidos en el centro asistencial.

«Persiste el suministro irregular de medicamentos, no hay mantenimiento ni correctivos; hay un déficit importante de personal médico, enfermería y especialidades; no hay resonancias, existen problemas con los reactivos. Todos los servicios amparados tienen problemas», señaló.