Julio Castro, médico infectólogo del Instituto de Medicina Tropical de la UCV, alertó que el número de casos sospechosos y confirmados de sarampión viene en aumento debido a las bajas tasas de cobertura acumulada desde el año 2010. En esos casos la Organización MundialSalud reportó que hasta 60% de personas se quedó sin recibir las dos dosis necesarias para lograr la inmunización. “Venezuela tiene los peores niveles de cobertura, con 40%. Es absurdo. Esta epidemia apenas está comenzando y puede durar un año”, agregó.

La tasa de no vacunados, indicó el especialista, corresponde a la población susceptible de contagiarse con esta enfermedad que se propaga solo a través del ser humano. Denunció que existe una discriminación informativa con las cifras el plan nacional de vacunación contra el sarampión: “Hay evidencia clínica de una baja tasa de cobertura y la información restringida implica un desconocimiento real de la extensión”.

Reconoció que pese a que hay disponibilidad de vacunas certificadas por la OMS en los centros de salud pública, no son aplicadas en las poblaciones más vulnerables del país “No se hacen las jornadas como se debería y no se busca a los niños que las necesitan”, dijo. Subrayó la importancia de mantener informada a la población acerca de la severidad de la enfermedad, que calificó de epidemia extendida. “En este momento, aunque se vacune, no se podrá controlar el avance de la epidemia en las próximas semanas”, advirtió.

Tatiana Drummond, médico especialista en infectología y puericultura del Hospital Universitario de Caracas, explicó que las complicaciones relacionadas con el sarampión son encefalitis y neumonía, y es esta última la causa de muerte más frecuente en 30% de los afectados sin tratamiento. “Puede presentarse en niños de 5 años de edad y en adultos de 20 años en adelante, por lo que es importante la vacunación temprana”, destacó.

Explicó que la enfermedad puede transmitirse a través de partículas de saliva o mucosidad que se propagan por el aire, e indicó que los síntomas más notorios son la aparición de un sarpullido en frente, cara, cuello y extremidades, seguido del brote de pequeñas manchas blancas en el interior de la boca a la altura de los molares: “Puede haber complicaciones oculares, entre ellas conjuntivitis”. Dijo que es imprescindible la administración de vitamina A en los niños contagiados y el monitoreo de la aplicación de las vacunas con la aplicación de segundas dosis.

Alejandro Rísquez, pediatra de la Facultad de Medicina de la UCV, lamentó la reaparición del sarampión e indicó que Venezuela contribuye con 80% de los casos registrados en América.

El médico alertó que el sarampión es altamente contagioso y compromete las vías respiratorias, añadió que es transmisible 4 o 5 días antes de que comience la erupción: “Una sola persona puede contagiar a otras 18. Es importante que la cobertura en las segundas dosis esté por encima de 80%”. Recomendó también la aplicación de una tercera dosis para descartar por completo el contagio.

En países subdesarrollados la desnutrición es un factor que incide en la tasa de mortalidad, indicó el pediatra. Dijo que en regiones de África por cada 100 niños enfermos con sarampión 15 fallecen por complicaciones relacionadas con la baja ingesta de nutrientes: “Tememos que por la situación alimentaria, en Venezuela haya una mortandad más elevada”.