Ciudadanos se han manifestado por el delicado estado de salud que presenta la elefanta Ruperta, que se ha visto desmejorada desde el año 2016. A raíz de esto, visitantes del zoológico de Caricuao han publicado fotografías del mamífero.

El bajo peso y mala alimentación que recibe el mamífero, aunado a sus 46 años de edad, han deteriorado el estado de salud de la elefanta.

Locales continúan denunciando esta situación, y exigen a las autoridades que la elefanta sea trasladada al “Santuario de elefantes Brasil”, sin embargo aún no reciben respuestas.